Drogas Ilegales

Clasificación

El compuesto activo de la mariguana (THC) es un depresor del sistema nervioso. La producción y comercialización de la mariguana para fines recreativos es ilegal.

Tipos

Existen tres tipos diferentes de la planta de Cannabis (indica, sativa y ruderalis) la variedad sativa es la más utilizada, y la concentración de sus componentes activos (cannabinoides) dependerá del método de cultivo empleado , o los subproductos derivados de la planta como el hachís, kif, aceite o tintura de THC, etc. Sus principales vías de administración son: ingestión e inhalación, esta última es la más recurrida ya que al fumar se consiguen los efectos más rápidamente.

Efectos

Los efectos fisiológicos y conductuales producidos se deben a la acción de los cannabinoides principalmente el THC (tetrahidrocannabinol), sobre el organismo a través del sistema endocannabinoide.

Durante la intoxicación aguda se observan los siguientes signos: inyección conjuntival, Aumento del apetito, Sequedad de boca, taquicardia.

También se pueden presentar cambios psicológicos o conductuales desadaptativos clínicamente significativos (por ej.: deterioro de la coordinación motora, euforia, ansiedad, sensación de que el tiempo transcurre lentamente, deterioro de la capacidad de juicio, retraimiento social) que aparecen durante o poco después del consumo de cannabis.

Ansiedad, disforia, pánico, y paranoia. Especialmente en nuevos consumidores.
Alteraciones de la atención y de la memoria y déficit psicomotor. Posibilidad o aumento de riesgo de accidente Ansiedad, disforia, pánico, y paranoia.

Consecuencias a corto y largo plazo

Las consecuencias inmediatas dependiendo la experiencia del usuario, principalmente son los riesgos inherentes a la disminución en las funciones cognitivas como atención y memoria. Además de incurrir en la comisión de una falta o delito ya que de acuerdo a nuestra legislación vigente la mariguana sigue siendo una sustancia prohibida.
A mediano y largo plazo el consumo de esta sustancia puede alterar el patrón de consumo generándose tolerancia, abuso y dependencia.
Al aumentar la tolerancia se aumentarán las dosis para lograr conseguir el efecto deseado, provocando daños físicos como bronquitis y enfermedades respiratorias derivados de la inhalación del humo cuando se consume fumada.
Síndrome de dependencia que se caracteriza por incapacidad de abstenerse o para controlar el consumo de droga.
Formas sutiles de alteración cognitiva que afectan la atención y la memoria, que persisten mientras los consumidores permanecen crónicamente intoxicados
Alteración en la formación y educación de los adolescentes pues su aprendizaje puede estar limitado.
Entre los que comienzan a edades tempranas aumenta el riesgo de progresar a un uso duro de cannabis o de otras drogas ilegales. Aumento del riesgo de esquizofrenia y psicosis graves.
Aumento del riesgo de trastornos depresivos y síndrome amotivacional.
Fuentes: Shultes, R.E., Hofmann, A. (2000) Plantas de los Dioses. México, Fondo de Cultura Económica. Brailowsky, S. (2002) Las sustancias de los sueños, neuropsicofarmacología. México: Fondo de cultura económica.

Clasificación

La cocaína es un estimulante del sistema nervioso central. Su producción y comercialización son ilegales.

Origen

La cocaína se obtiene del árbol de la coca (Erythroxylum coca), un arbusto que crece en las regiones andinas del continente sudamericano. Se obtiene una pasta base al triturar las hoja de la coca en presencia de solventes orgánicos, como la gasolina.
La línea, o cocaína en polvo, se obtiene al tratar la pasta base con ácido, dando como resultado un polvo fino soluble en agua.
El crack o piedra se obtiene al tratar la sal de cocaína con una base débil, obteniéndose una piedra que se puede fumar.

Tipos

-Pasta base.
-Cristal (Cocaína HCl).
-Piedra (crack).

Efectos

La cocaína tiene un efecto estimulante en el sistema nervioso. Causa un incremento de la frecuencia cardiaca, de la presión arterial, de la frecuencia respiratoria y de la sudoración.
Inhiben la sensación de hambre.
La persona que la consume tiene una sensación de alegría y euforia, aumenta el alerta y disminuye el sueño.

También incrementa la capacidad física en actividades de alta demanda (como los deportes o las jornadas laborales extensas).

Consecuencias a corto y largo plazo

Consecuencias a corto plazo La cocaína tiene un potencial adictivo muy alto; 7 de cada 10 usuarios se vuelven adictos de la forma en polvo y 98% de los usuarios de piedra se vuelven adictos a ella.
Se han reportado episodios psicóticos asociados a dosis muy altas y existe riesgo de muerte súbita, por ataque cardiaco.
También se ha reportado muertes por paro respiratorio y evento cerebral vascular asociados al consumo de cocaína. En hombres puede provocar problemas de erección.

Consecuencias a corto plazo

El uso de cocaína produce tolerancia, es decir, se requiere ir aumentando la dosis consumida para lograr el efecto deseado, lo cual incrementa el riesgo de muerte súbita.
Los efectos estimulantes ocasionan cambios en la arquitectura del sueño, y la inhibición del apetito puede llevar a cuadros de desnutrición.

La dependencia puede llevar a cuadros de abstinencia caracterizados por depresión y ansiedad.

Fuentes: Maisto SA, Galizio M & Connors GJ. (2011). Drug use and abuse. 6th Edition. Cengage Learning. Wadsworth, CA. Hastings, J. (1990). Reletive addictiveness of various substances. In: Drug Library.org [access on February 25th, 2013 in http://www.druglibrary.org/schaffer/misc/addictiv.htm]

Clasificación

Las anfetaminas son aminas de fórmula química estructural semejante a la adrenalina. Las dos anfetaminas más utilizadas, de donde derivan las más modernas drogas de este grupo son: el sulfato de d-anfetamina (dexedrina), el sulfato de anfetamina racémica (benzedrina).

Entre los preparados estimulantes anfetamínicos más utilizados destacan la anfetamina, fentermina, clorfentermina y metanfetamina, este último de gran importancia, pues es la base del grupo de MDMA (3,4-metilenodioximetanfetamina; éxtasis).

Estos fármacos son relativamente recientes, aunque la planta de la que procede la efedrina (Catha edulis) ya había sido utilizada desde la antigüedad en el tratamiento del asma.

Origen

Las anfetaminas son un derivado químico de la efedrina, y fueron sintetizadas por primera vez en 1884.

Las anfetaminas se utilizaron para tratar los resfriados y la congestión, así como la obesidad y la narcolepsia. Su uso se extendió entre los soldados que pelearon en la Segunda Guerra Mundial, por sus efectos estimulantes. La metanfetamina es un derivado químico de la anfetamina, que tiene un efecto diez veces más potente que la anfetamina.

Tipos

Polvo blanco, soluble en agua y etanol. La sal (Anfetamina HCl) forma un cristal transparente.

Efectos

Las anfetaminas tienen un efecto estimulante en el sistema nervioso. Causan un incremento de la frecuencia cardiaca, de la presión arterial, de la frecuencia respiratoria y de la sudoración.

Inhiben la sensación de hambre. La persona que la consume tiene una sensación de alegría y euforia, aumenta el alerta y disminuye el sueño. También incrementa la capacidad física en actividades de alta demanda (como los deportes o las jornadas laborales extensas).

Consecuencias a corto y largo plazo

Consecuencias a corto plazo:

Las anfetaminas tienen un potencial adictivo muy amplio. Según Hastings (1990) el potencial adictivo de las anfetaminas es del 93%, lo que implica que 9.3 de cada 10 usuarios se vuelven adictos, mientras que las metanfetaminas tienen un potencial adictivo de 98%.

Se han reportado episodios psicóticos asociados a dosis muy altas y existe un riesgo de muerte súbita, por ataque cardiaco. También se ha reportado muertes por paro respiratorio, y evento cerebral vascular asociados al consumo de dosis altas de metanfetaminas.

Consecuencias a largo plazo:

El uso de las anfetaminas produce tolerancia, es decir, se requiere ir aumentando la dosis consumida para lograr el efecto deseado, lo cual incrementa el riesgo de muerte súbita.

Los efectos estimulantes ocasionan cambios en la arquitectura del sueño, y la inhibición del apetito puede llevar a cuadros de desnutrición.

La dependencia puede llevar a cuadros de abstinencia caracterizados por cambios de humor, depresión y ansiedad. Los cuadros psicóticos pueden llevar a la agresión hacia sí mismo (automutilaciones) o hacia los demás (homicidio).

Fuentes: Maisto SA, Galizio M & Connors GJ. (2011). Drug use and abuse. 6th Edition. Cengage Learning. Wadsworth, CA. Hastings, J. (1990). Reletive addictiveness of various substances. In: Drug Library.org [access on February 25th, 2013 in http://www.druglibrary.org/schaffer/misc/addictiv.htm]

Clasificación

Las sustancias que por sus efectos en el sistema nervioso producen distorsiones de la percepción se consideran alucinógenos.
Dentro de este grupo se encuentran tanto sustancias legales (algunos anestésicos), cómo sustancias cuya venta está prohibida al público en general. En el caso de algunos productos naturales, su consumo con fines rituales es legal.

Tipos

Dentro de los alucinógenos se encuentran los que pertenecen al grupo de las triptaminas como el LSD y la psilocibina y el DMT contenidos en algunas plantas y hongos.

Otro grupo es el de las fentilaminas, como la mescalina, el MDMA, y 2CB. Un grupo más de sustancias clasificadas como alucinógenos son los anestésicos disociativos, entre ellos está la ketamina y el PCP.
Cabe mencionar que muchas de las otras drogas de abuso como el alcohol o la mariguana producen alucinaciones bajo ciertas circunstancias.

Origen

Existen compuestos de origen sintético pero también se obtienen de plantas y hongos.

Efectos

Como su nombre lo indica su principal efecto es la experiencia de distorsiones visuales, auditivas o de la percepción del tiempo. Es decir, las personas que las consumen ven o escuchan cosas que realmente no existen, o bien sienten que el tiempo se detiene o se acelera.

Consecuencias a corto y largo plazo

El consumo de alucinógenos puede producir diferentes efectos indeseables.

En el caso del LSD los efectos adversos son dilatación de las pupilas, aumento de la temperatura corporal, la frecuencia cardiaca y la presión arterial. También puede causar sudoración profusa, pérdida de apetito dificultad para dormir, sequedad bucal y temblores.
El peyote tiene efectos similares al LSD, además produce problemas en la coordinación motora; por otra parte la mezcalina contenida en el peyote se ha relacionado con anomalías fetales.

El PCP causa aumento de la frecuencia respiratoria y de la presión arterial y la frecuencia cardiaca, rubor y sudoración profusa, entumecimiento generalizado de las extremidades y pérdida de coordinación muscular.

Fuentes: Cunningham N. (2008).Hallucinogenic plants of abuse. Emerg Med Australas 20(2):167–174. Fantegrossi WE, Murnane KS, Reissig CJ. (2008). The behavioral pharmacology of hallucinogens. Biochem Pharmacol 75(1):17-33. Halpern JH, Sherwood AR, Hudson JI, Yurgelun-Todd D, Pope HG Jr. (2005). Psychological and cognitive effects of long-term peyote use among Native Americans. Biol Psychiatry 58(8):624–631.
Estas sustancias se clasifican dentro de los depresores del sistema nervioso central.

Origen

Los opioides son sustancias derivadas del opio, sustancia que a su vez proviene de un planta llamada adormidera (Papaver somniferum). De los 25 alcaloides que contienen el opio, dos de ellos (morfina y codeína) son los que principalmente producen los efectos psicoactivos cuando se consumen.

Efectos

Estas sustancias actúan sobre un sistema específico del organismo llamado opioide, el cual participa en las sensaciones de placer y dolor y del control de las funciones respiratorias y cardiovasculares. Cuando se consume este tipo de sustancias se puede experimentar acaloramiento de la piel, sequedad de boca, sensación de relajación, euforia, náuseas, supresión del dolor, alteración de las funciones mentales, cardiacas y respiratoria.

En dosis altas pueden producir letargo, confusión, problemas en la articulación del lenguaje y alucinaciones. Las alteraciones cardiacas y respiratorias pueden en algunos casos conducir a la muerte.

Consecuencias a corto y largo plazo

El consumo de estas sustancias a largo plazo se relaciona con complicaciones médicas como problemas cardiacos, anemia, infecciones de huesos y articulaciones y neumonía.

Otros problemas de salud producidos por estas sustancias tienen que ver con su forma de uso, cuando se inyecta heroína por mucho tiempo se producen infecciones en músculos y piel debido al uso de agujas no esterilizadas, también son comunes las infecciones por hepatitis y VIH por compartir agujas infectadas.

Asimismo los individuos que los consumen de manera crónica abandonan su cuidado personal, lo que a su vez condiciona otros problemas de salud. También es común que desarrollen síntomas psiquiátricos como ansiedad y depresión cuando se consumen opioides y opiáceos. Fuentes: Ministerio de Sanidad y Consumo (2007) Guía sobre drogas. Secretaría General de Sanidad Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas. Padwa H. & Cunningham J. (2010) Addiction. A reference Encyclopedia. ABC, CLIO, LLC. California, Estados Unidos.
Buy now